Noticias

Dios la llamaba más cerca

Michael : August 3, 2015 2:58 pm : noticias

Por Valery Jocón

Crecí tratando de tener mi mente abierta, sintiendo cada cosa mala como que era buena. Sentía que todo estaba bien porque creía que el mal y el bien eran iguales, pues de las dos maneras diferentes personas llegaron a la felicidad. Yo estaba ciega de lo que de verdad estaba pasando a mi alrededor.

Tenía quince años y todo me daba igual. Creía que podía hacer lo que yo quería sin importar nada y cometí errores, quizás no tan grandes ni graves, pero tampoco me hacen sentir orgullosa.

Entonces conocí a una persona, el que es ahora mi novio, justamente cuando todo en mi cabeza se revolvía más de lo que ya estaba. En este momento yo sé que él me detuvo de hacer cosas peores.

Conocí a su familia y ver a su familia unida, feliz y sobre todo cristiana me ayudó a querer ser igual.

Siempre creía que Dios existía, aunque me decía a mí misma que no era así. Y dije varias veces que lo buscaría cuando lo necesitara. Todos me decían que estaba mal, pero simplemente creo que era la necesidad de llevarles la contraria a todos y así lograr la satisfacción de dejarlos en duda de sí mismas.

Es líder de liras en la banda del Liceo Bilingüe la Puerta.

No sé cómo llegué al colegio el Liceo Bilingüe La Puerta. Me inscribieron y creo que desde allí Dios me estaba llamando y me llevó al lugar donde Él me quería, pues también me detuvo de hacer cosas malas y humillantes.

Después de tres años, decidí aceptarlo. Toda mi vida cambió. Sentía paz, satisfacción y me sentía cuidada.

A pesar de eso, caía en la música mundana y en el pensar hacer cosas malas, no siendo así mi intención.

Tuve un problema. Nos llevaron a mi familia y a mí a los Derechos Humanos. Estando allí, lloré y clamé y le dije a Dios que me ayudara, que no sabía qué hacer, que dejaba en sus manos y que pasara lo que Él decidiera, que yo lo iba a entender. Yo lloraba en el baño y sentí un alivio y sabía que Dios me ayudaría.

Las cosas se complicaron más, sin embargo mi fe estaba tan alta que de solo imaginarlo me siento con alivio.

A la madrugada del día siguiente las cosas se mejoraron. En la tarde fueron mejores las noticias y lo único que hacía en cada cosa que venía a mi cabeza le decía – Dios, que se haga tu voluntad.

En la noche, todo se arregló y esa noche lloré y agradecí al Señor por habernos guiado a mí y a mi familia.

Después de eso, no volvía a escuchar música mundana, no porque sentía una obligación ni porque se lo debía a Dios. Nunca pasó en mi cabeza lo que tenía que dejar por Él sino lo que predominaba era el placer de estar con Él y agradarle.

Así que no fue un problema y lo hice y hasta ahora no he escuchado la música mundana.

Empecé este año en su presencia y le pedí que ayudara a seguir adelante con El. Me dijo que sería una mujer virtuosa. Me lo dijo y lo escuché y eso me tiene acá luchando por eso.

No hice cosas extremadamente malas. Sin embargo, gracias a Él no las necesito para darme cuenta que lo necesitaba a Él.

Leave a response »

Salva del suicidio, ahora enseña en el colegio

Michael : July 13, 2015 1:59 pm : noticias

By Michael Ashcraft

Surama Morales planeaba tirarse del puente el Incienso en Julio de 1,998. Escogió el Día del Padre para mandar un mensaje de amargura al esposo que la había abandonado al irse los Estados Unidos años antes.

 Entonces, le visitó la Hna. Dianna de Ashcraft, profesora del Liceo Bilingue La Puerta y esposa del fundador del colegio cristiano en la zona 1. Dianna le habló del Espíritu Santo.

Mis Surama ya no se tiró del puente. Al contrario se tiró a los caminos del Señor y ha estado sirviendo al Señor como maestra en el Liceo.

Dios empezó a hablarme a través de los niños — dijo Surama, de 65 años de edad. — Si me hubiera hablado un adulto, no hubiera entendido. Por eso entiendo el valor de los niños. No les damos el valor que tienen. El diablo sabe su valor y por eso ataca a nuestra niñez y a nuestro juventud.

Mis Surama ha sido maestra muy amada de los alumnos del Liceo por 17 años. Imparte clases a los de primer grado, con preparación, con dinámismo y sobretodo con la guía y el fluír del Espíritu Santo.

El llamado, no es solo la docencia, sino lo espiritual — puntalizó. — El niño a veces no rinde sino tiene conducta agresiva. Tiene que averiguarse la causa. Tal vez tenga un entorno negativo en su hogar o en el ambiente en que se desenvuelve.

Mis Surama se ha caracterizado por visitar  las casas de los niños, en donde exhorta a los padres de familia que se encarrilen a los caminos de Dios.

Aunque ha trabajado muchos años en el Liceo, no aparenta la edad que tiene.

Los huesos si — dijo al recibir una pregunta de que si ha descubierto la fuente de la juventud. — La fuerza viene de Jesucristo.

Nació en Mazatenango y quedó huérfana de temprana edad. Aceptó a Cristo en el año 1976 en un campaña evangelística. Dejó atrás la cultura de ídolos católicos.

No tenía mamá, no tenía papá recordó. Oí que había Alguien que había dado su vida por mí. — dijo. Empecé a llorar. Eso es el mensaje que transmito a los niños.

Cuando se casó, empezó a manejar el dinero. Mi esposo decía que si uno no tenía dinero, no valía nada.

Ella llegó a ser gerente en Arimani, una papelería famosa del tiempo. Su esposo trabajó con el gobierno. Todo iba bien hasta que los mareros empezaron a tener conflictos con su esposo.

Le secuestraron el 23 de septiembre de 1,992, pero su esposo se escapó.

Aquella noche, Dios le despertó a Surama a las 3:00 de la madrugada. Toma a tus hijos y escapa como Lot — oyó decir al Señor.

Se levantó y empezó a empacar algunas cosas de prisa. Su esposo también se despertó pero no le creía. Aunque pensó que Surama estaba loca, le acompañó al salir de la casa. A las 5:00 de la madrugadad, los mismo mareros estallaron una bomba en su casa.

Dándose cuenta del peligro, su esposo se fue a los Estados Unidos. Surama se quedó con sus hijos pero vivía una vida de huída hasta el 1,996.

Su fe se iba apagando. Iba a la iglesia pero sin sentimiento, en rebelión, dijo;

Dios, no quiero nada contigo — dijo para su intierior. — ¿Por qué permiste esto?

Iba a la iglesia para sus hijos, pero estaba fría para con Dios y ella misma.

Topó fondo el 17 de julio de 1,998, entonces planeaba suicidarse a las 4:00 de la tarde. Pero antes llegó Dianna, quien solo pasó a saludarla ya que pasaba por allí. Las palabras que le dijo no eran mágicas. Solo le preguntó del Espíritu Santo en su vida.

De una forma u otra, esas palabras tan sencillas activó memorias en Surama.

Pasé tres días y noches llorando y orando — recordó. — Clamaba al Señor: Devuélveme el gozo de la salvación.

Desde entonces, empezó a asistir a la Iglesia Cristiana La Puerta, que antes se ubicaba en la 14a avenida de la zona 1 cerca del mercado Colón. La iglesia era la patrocinadora del Liceo.

Por casualidad, hicieron el anuncio que necesitaban a una maestra para el colegio.

Yo no quería trabajar de maestra, yo solo quería hablar con Dios — dijo. — Pero sin que yo me diera cuenta de lo que hacía, yo me levanté y dije: Ya no busquen más. Yo soy maestra. No me explico por qué me ofrecí de maestra.

El siguiente día, iba a la iglesia para explicar que todo era una confusión y que no podía trabajar de maestra. Pero fue de Dios que trabajara en el colegio, así, que se quedó.

Ahora no lamenta haberse entregado al ministerio del Liceo.

El ministerio acá es como un vivero — dijo. — No se mira hasta con el tiempo. Yo sé que este es el lugar donde se siembra. Tal vez no se ve ahorita pero Dios va a hacer que se vuelvan grandes hombres y mujeres de Dios. Este es un ministerio grande. Vamos a ver más cosecha.

Leave a response »

De la calle a la clase, un joven se levanta en Cristo

Michael : May 24, 2015 2:43 pm : noticias


By Michael Ashcraft

Sus compañeros le pusieron el arma de fuego en la mano. Anda, matalo — le dijeron.

Metido entre la mara Salvatrucha y la Dieciocho en un barrio donde hasta la policía temía entrar, Mario Ajcip y su mara habían defendido su territorio con éxito en la ciudad de Guatemala.

Cuando un rival se atrevió a hacer incursion, solo había pena de muerte. Esta vez le tocó a Mario ejecutarlo en un callejón sin salida.

Él nunca escatimaba darle una paliza a nadie, pero para matar le dio pausa. Él era uno de los líderes entre los aproximadamente 100 jóvenes que formaban la mara, así que empezó a hablar de dejarlo ir con una lección.

Había algo dentro de mí y no me explicaba por qué no podia hacerlo — dijo. — Ahora que soy Cristiano entiendo que las oraciones de mi madre y las personas que estaban orando por mí hicieron efecto.

Su descenso a las pandillas y la violencia lo tenían marcado para un desenlace trágico – hasta que Jesús irrumpió en su vida y cambió el rumbo.

Uno de ocho hermanos, Mario creció en un casa con suelo de tierra y con techo de láminas de metal, en un ambiente de alcohol y de drogas. Su papá padecía adicción.

Cuando una ola de pandilleros cayó a Guatemala de los Estados Unidos en 1980, Mario estaba presente cuando hicieron una reunión nocturna para enseñar a la juventud guatemalteca las costumbres de las maras.

Aprendió a pelear y a defender su honor. Con un hermano mayor y otro menor, dejarían a rivales inconcientes en la calle.

Entre este caos, su hermana mayor y su mamá se salvaron.

Por obra del Espíritu Santo, Mario pasó de alto la oportunidad de volverse todavía más malvado cuando se negó a matar al rival en su territorio.

Un día él visitó a un amigo pintor cuando hermanos de la iglesia Cristiana La Puerta visitaban. Aunque el pintor estaba ausente, el Pastor Alex Delgado se quedó platicando largamente con Mario.

Con su pelo largo y sin camisa, Mario solo quería despedir a los visitantes pero se quedó escuchándoles, cada vez más interesado. La palabra de Dios le empezó a impactar. Después de escuchar por una hora, aceptó a Cristo en su corazón.

Inmediatemente, asistió a la iglesia La Puerta en el barrio Colón de la zona 1, que antes se ubicaba cerca de su casa en la zona 1. Empezó a leer la biblia por su propia cuenta y se cortó el pelo largo.

No tardó mucho en integrarse a los voluntaries que ayudaban en el Liceo Bilingue La Puerta. Con un talento extraordinario para el arte, enseñó artes plásticas. Inscribió a sus hermanos menores en el colegio.

Con chispa para el rap y el baile tipo break, empezó a lucir estas habilidades para juntar multitudes en el parque central para luego predicar y testificarles. Hasta 150 gente rodeaba a los hermanos de la iglesia los domingos por la tarde.

También aprendió obras de teatro para evangelizar en algunos de los barrios más peligrosos, tales como El Gallito donde se enseñoreaban los capos traficantes al pasar los años Mario un jugadorazo del futbol juntaba a jóvenes para chamuscas, Después de jugar, Mario les compartía su fe. El  colegio y la iglesia se trasladaron al barrio San Sebastián de la zona 1.

Hoy en día, hay jóvenes que han dejado la mala vida y han decidido seguir a Cristo.

Una vez que había dejado las malas costumbres, emprendió su pasión para el arte. Se inscribió y se graduó de la prestigiosa Escuela Nacional de Artes Plásticas. Alumnos de La Puerta exponen sus cuadros cada año en un evento ya reconocido por la Muni como evento cultural. Artistas de eminencia asisten.

Él mismo se asombra de la transformación que Cristo realizó en su vida. Practicamente no había solución para mi vida. A mi hermano, le habían pegado un balazo — dijo. — Pero hace 15 años, me hablaron de Cristo y acepté a Cristo en mi corazón. Hoy día puedo decir que soy alguien, no por lo que tengo sino porque Dios me da una razón por la cual creer en el futuro.

Doy la gloria a Dios por las oportunidades que Él me ha dado. He visto grandes cosas que Dios ha hecho en vida, no solo a mí sino a mi familia también. Dios quiere hacer cosas en las vidas de las personas que le dan la oportunidad.

Leave a response »
« Page 1, 2 »