Campamento 2016!

Alegría, tristeza, cansancio, etc. son algunos de los síntomas que se dan en el campamento.

By Banner Ajcip

Lágrimas brotaron en las mejillas de  Carlos Marroquín (Capitán del equipo ganador), alumno de cuarto bachillerato, al momento que abre su corazón a los jóvenes.

Él expresó lo siguiente: Miren compañeros estoy agradecido con Dios. En mí hay un gozo. Ustedes me pueden ver con zapatos de marca pero Dios siempre es fiel, esos zapatos no me costaron Q500.00. Me los dieron  a Q125.00. Fue un regalo de Dios para mí, Dios puso en el corazón de mi mamá ahorrar dinero en el banco y sabemos que Dios lo hace con un propósito y el dinero que fue ahorrado en el banco lo usaron para pagar toda la colegiatura en La Puerta. Dios siempre nos enseña cosas nuevas en el mundo y algo que me enseño ese día que él siempre está ahí, que él me cuida y nunca nos abandona, estoy agradecido con los padres que tengo porque ellos me aman y siempre me enseñan cosas buenas en la cuales en la vida siempre esta Dios.

Así que para mí este campamento ha sido de mucha bendición y les animo a todos ustedes a no solo ver el lado negativo de las cosas sino lo positivo y de ser agradecidos con sus padres. Los exhorto a que lean la biblia y honren a Dios y lo amen con todas sus fuerzas y con toda su mente.  Porque en lo personal (da un breve respiro)  he sentido la presencia de Dios (Salen lagrimas).

Éste breve testimonio conmovió a muchos jóvenes en el campamento 2016, incluso a un niño de 7 años de edad. A partir de ese momento dio un giro de 180 grados en algunos chicos, porque algunos no tenían la mejor actitud hacia los juegos, los líderes, la comida y las competencias. Cambiaron su forma de ver las cosas. Ya eran más participativos, comían casi toda la comida y las personas que servían la comida nos felicitaron al final porque era la primera vez que un grupo de alumnos comían toda la comida, daban las gracias, eran ordenados para recibir la comida y dejaban limpio el comedor.

Año tras año se llevan a los alumnos del Liceo Bilingüe La Puerta a un campamento que se lleva a cabo en diferentes partes de Guatemala, desde sexto primaria hasta carrera. Este año los llevamos al centro de retiros “Divina Promesa” que se encuentra en carretera a El Salvador, entrada a Fraijanes Km 34.5.

Contamos con la participación de 30 alumnos y cinco profesores. Dentro del campamento se realizaron diferentes actividades como: rally, competencias por puntos, guerras de aguas, fogatas, prédicas, piscina, presentación de obras teatrales, bolsas misteriosas (contenían diferentes clases de comidas y los tenían que comer), compañerismo.

El objetivo de cada actividad era obtener puntos. Los ganaban por buenas actitudes, por ayudar al prójimo, por ganar los juegos, por participar, por ser puntuales, por dejar limpia la cabaña. Perdían los puntos por hacer lo contrario. Los chicos se distribuyeron por equipos y el que obtuviera al final más puntos ganaba el premio de comer “pizza”. El equipo ganador fue “los saetas”.

Algunos comentarios del campamento por los alumnos que fueron los siguientes:

Darling Pérez alumna de primero básico: Lo que más me llamó la atención del campamento fue la fogata porque todos dieron su testimonio.

Fue impresionante. Le dije a una compañera que ya no quería nada con Dios pero cuando todos testificaron me animaron a buscar más de Dios, me di cuenta que otros tienen mayores problemas que yo.

Jeshua Alvarado alumno de primero básico dijo lo siguiente: Lo que me gustó fueron dos cosas uno que me escapé (Se ríe) y dos el testimonio de Carlos Marroquín, porque fue algo muy triste y llegó a tocar mi corazón.

Jaime Caal de tercero báscio: Nunca había ido a un campamento y fue una experiencia inolvidable. Especialmente el momento de la fogata que algunos pasaron a dar su testimonio.

El  testimonio que más me impacto fue cuando una alumna de primero básico Mishell Muñoz habló sobre un asalto y los ladrones no le hicieron nada. El campamento fue también para mí un momento para relajarme y olvidarme de algunos problemas que estaba atravesando.

Joel Ibarra: Me gustaron los juegos, el lugar estaba chilero y lo mejor fue que no castigaron a nadie, y que jugamos por las noches escondite.

 

 

Alejandro Lara alumno de segundo La verdad lo que cambió la manera de pensar en mi fueron las historias de todos mis compañeros de lo que habían vivido, en el juego del rally me enseño que todos podemos aportar algo diferente para el equipo, todos tenemos cualidades distintas, y que todos somos muy importantes dentro de un equipo.

Esaú Espinoza: Pues lo que a mí más me impactó fue que nos hablaron de la biblia porque tenemos un límite, convivimos todos juntos, entre maestros, compañeros, etc.  Todo eso me ayudo porque podemos tener confianza hacia los maestros y compañeros. Y que todavía existen buenas personas con las cuales uno puede contar.

José Hub: Lo que más me gustó es que todos estábamos juntos aunque en diferentes equipos pero unidos, y las salidas en las noches que jugábamos escondite y las clases de biblia aunque no las escuchaba pero algo se aprende.

Lo que cambió mi modo de pensar dentro del campamento fueron las presentaciones de las obras teatrales, porque no sabía que podía expresarme bien ante el público.

El campamento llego ser un éxito nos divertimos, lloramos, nos desvelamos, algunos se asustaron, otros apreciaron las estrellas, otros apreciaron las historias del pastor Ludving Navarro, otros durmieron demasiado y se presentaron tarde al siguiente día en la formación, y obtuvieron un castigo hasta un profesor. Gloria a Dios por el campamento 2016.

 

Una excursión al campo de futbol con el fundador del colegio

Oseas con el profesor Banner antes de comenzar en una excursión de parte del colegio cristiano de la zona 1.

Siempre cuando visita el pastor Miguel Ashcraft, quiere jugar futbol con el colegio y esta vez ganó el equipo del profesor Banner Ajcip contra su hermano, el profesor Mario Ajcip 10-8.

Este evento incluyó la visita del hijo del Pastor Miguel, Oseas, quien nació en Guatemala y estudió en el colegio hasta el tercer grado de primaria. Oseas, quien había sido un golaeador de niño, metió tres balones. Padre e hijo jugaron del equipo del profesor Banner.

Algunos alumnos regresan al Liceo Bilingüe la puerta después de una excursión

El pastor Miguel realizó dos asistencias antes de pasar a la defensa para frenar el ataque del jugadorazo Carlos Marroquín, de 4to bachillerato. Con un peso de 200 libras y con 1.93 de estatura, el pastor Miguel le presentó una defensa formidable. No obstante el jóven le quebraba los tobillos al pastor con frecuencia. Aun así el pastor le limitó los goles y así contribuyó a la victoria.

Los sobrevivientes: A medida que avanzaba el tiempo, los jóvenes iban abandonando el campo. Esos son los que duraron hasta el fin.

Mientras los hombres jugaban futbol, las jovencitas jugaban basquetbol y futsal al lado del campo.

Las jovencitas se cansaron con tanta diversión en las actividades del colegio cristiano el Liceo Bilingüe la Puerta de la zona 1.

Puedo aprender mucho más de Guatemala. Quiero regresar a los EEUU y ser mucho mejor que todos por cuanto jugué aquí en Guatemala. — dijo Oseas.

El tiempo en el campo es importante para que los alumnos se relacionen y que formen amistades. Todo lo que se hace el Liceo Bilingüe La Puerta va enfocado a la formación integral de la juventud: mente, cuerpo, emociones y espíritu. Este enfoque ha llevado el colegio cristiano de la ciudad capital desde sus inicios cuando el pastor Miguel empezó con tres alumnos en el Barrio Colón.

Ahora el Liceo Bilingüe La Puerta se ubica en la 6ta avenida 2-34 zona 1 frente el parque San Sebastián de la Ciudad de Guatemala.